Connect with us

Naturaleza

Te invitamos a conocer LA LUMINOSA CUEVA DE WAITOMO

Published

on

Waitomo Glowworm, es una cueva situada al norte de Nueva Zelanda, conocida por su población como “Arachnocampa luminosa”. Esta cueva atrae cada año cientos de miles de turistas, una situación que se da desde hace ya 100 años. Su atracción principal aparte de su belleza natural, es el inquilino que habita en esta cueva, nada más y nada menos que un mosquito, el “Glowworm“.

El Glowworm es el nombre común para los diferentes grupos de insectos de larva que brillan a través de bioluminiscencia. Tienen una similitud a las luciérnagas que se encuentran por todo el mundo. El propósito del brillo varía, se cree que es como señal de alarma a los depredadores o incluso por estar hambrientas, a más intensidad más apetito.

La cueva se creó por un movimiento de tierra, la roca se expuso al aire, se separaron y crearon grietas y debilidades, las cuales permitieron el flujo de agua a través de ellas, la disolución de la caliza y millones de años formaron esta cueva con una humedad ideal y un hábitat perfecto para el Glowworm.

Una vez tendidos los hilos, la larva espera pacientemente y produce una fantasmal luz azulada en el extremo de su cola para atraer a las presas. Hipnotizados por esta misteriosa luz, todo mosquito o pequeño insecto que deambula por la cueva termina por caer en las garras de esta mágica larva.

 

LA CUEVA SE DIVIDE EN 3 ZONAS

La visita guiada trascurre a través de tres niveles diferentes y se inicia en el nivel superior de la cueva y las catacumbas. Los niveles están unidos por el Tomo, que es un eje vertical de 16 metros de piedra caliza.

El segundo nivel se llama la Sala de banquetes. Este nivel es donde los primeros visitantes se detuvieron para comer y hay pruebas de esto en el humo que se ve en el techo de la cámara. Desde aquí es posible llegar a la planta superior para ver el espectacular tubo de órgano. No obstante, en días donde hay demasiados visitantes esta área se cierra debido a la acumulación de monóxido de carbono.

El tercer y último nivel desciende a la Catedral, la plataforma de demostración, y el embarcadero. La Catedral es un recinto cerrado con superficies rugosas y está a unos 18 metros de altura. Debido a su buena acústica, algunos artistas y coros han dado algún concierto bajo la superficie.

El recorrido concluye con un paseo en barco por la cueva de las luciérnagas. El barco lleva al visitante hacia el río subterráneo Waitomo, donde la única luz proviene de estos fascinantes animales.

Toda una combinación de naturaleza que adorna la cueva de tal manera, que los visitantes quedan alucinados ante tal belleza natural, la cual es posible ver en esta zona de Oceanía.

Sigue Leyendo
Click Para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Animales Sorprendentes

LO QUE NO SABÍAS DEL… KAKAPO, un animal increíble

Published

on

Es el único loro que no puede volar y llega a los 120 años de edad. También se distingue por ser nocturno. Además de ser el loro más grande del mundo, es el más pesado.

El kakapo no alcanza la madurez sexual hasta los 9 ó 10 años de edad y sólo se aparea cada 2 a 5 años.

Los kakapos adultos tienen un hermoso plumaje color verde musgo con moteado marrón y amarillo, que proporciona un excelente camuflaje contra el suelo del bosque, su cara es como de búho, de color marrón amarillento y tiene varias plumas modificadas que le dan la apariencia de llevar bigotes.

Los kakapos juveniles tienen el color más apagado que los adultos y tienen la cara color café. Las plumas del kakapo son suaves y blandas; el nombre científico habroptilus significa de hecho “plumas suaves”.

Los kakapos miden de 59 a 64 centímetros de largo, y pesan de 950 gramos hasta 4 kilogramos.

El kakapo es el único loro que tiene un sistema de apareamiento Lek, a principios de la temporada de reproducción (de diciembre a abril) los machos se reúnen y se apiñan suavemente en un territorio identificado y comienzan a pelearse para atraer a las hembras, luego y como parte del proceso de cortejo, hacen una serie de huecos en forma de cuenco en el suelo a una profundidad de hasta 10 centímetros y suficientemente largos para que quepa la longitud del animal. Los hoyos suelen hacerse cerca de rocas, orillas o troncos de árboles, para ayudar al rebote del sonido.

Después de haber competido para el acceso a los mejores lugares, un macho se acomoda en un hueco y comienza a hacer la llamada “boom” para atraer a las hembras. Esta extraña llamada de muy baja frecuencia se puede escuchar hasta 5 kilómetros de distancia y obtiene su resonancia a través de los sacos de aire de la garganta inflable de los machos, también acostumbran a hacer un gran canto metálico agudo que suena como en “ching”.

Después del apareamiento, los kakapos hembra incuban los huevos y crían solas a los polluelos. Las camadas son generalmente de 2 a 3 huevos y los polluelos nacen después de 30 días. La madurez sexual no se alcanza hasta pasados nueve a diez años de edad y el proceso de reproducción es irregular, lento, sólo ocurre cada dos a cinco años y está determinado por la disponibilidad de los alimentos que debe ser muy abundante.

Uno de los eventos que estimula la reproducción del Kakapo es el conocido como “fructificación mástil” del árbol “rimu”, que sólo se produce cada dos a cinco años, de ahí que el ciclo reproductivo de esta ave coincida con estos mismos tiempos.

El kakapo se alimenta de una gran variedad de frutas, semillas, raíces, tallos, hojas, néctar y hongos. Hoy en día, las plantas introducidas por el hombre son alimentos importantes para estas aves en algunas islas.

El kakapo anteriormente se encontraba en una amplia gama de hábitats, incluyendo bosques podocarpos de tierras bajas, bosques de montaña (Nothofagus) y matorrales subalpinos, hoy se encuentra reducido a las zonas boscosas de unas cuantas islas cercanas a Nueva Zelanda.

El kakapo es particularmente vulnerable a la depredación por los mamíferos (gatos domésticos, perros, comadrejas y ratas), debido a su fuerte olor, el hábito de la congelación cuando se ven amenazados y sobre todo su comportamiento de anidación en el suelo e incapacidad de volar. Todo lo anterior junto a la reproducción tan lenta, son elementos claves en la desaparición de esta especie casi extinta en Nueva Zelanda. Por otra parte, las zarigüeyas y los ciervos introducidos por el hombre a lo largo de la historia compiten con el kakapo por las fuentes de alimentos.

Visita también: https://www.evolucion.media/animales-sorprendentes/la-marmota-es-un-animal-reconocido-por-algunas-de-sus-costumbres-y-por-sus-habitos-sociales/

Sigue Leyendo

Animales Sorprendentes

La marmota es un animal reconocido por algunas de sus costumbres y por sus hábitos sociales

Published

on

LA MARMOTA

Es de hábitos diurnos y pasa la mayor parte del día buscando comida o sentada en su característica posición

 

En las zonas montañosas de América del Norte, particularmente en Estados Unidos y en Canadá, y de Europa, es común encontrar una variedad de roedores de gran tamaño que se conocen con el nombre de marmotas. Están emparentadas con las ardillas, con las que comparten familia, pero su aspecto y costumbres difieren enormemente de las de éstas.

La marmota es un animal reconocido por algunas de sus costumbres y por sus hábitos sociales con los que se organiza junto a otros ejemplares de su especie. Si bien la variedad que habita las tierras americanas presenta algunas diferencias con la europea, las marmotas comparten características comunes bastante similares. En América se la denomina marmota canadiense y en Europa, marmota de los Alpes o alpina.

Este roedor mide entre 40 y 65 centímetros de largo, es uno de los animales de mayor tamaño de su especie. A simple vista se nos presenta como un roedor robusto que llega a pesar unos 4 kilos, siendo el macho más grande que la hembra.

La marmota canadiense posee un pelaje cuyo color varía entre el gris y el marrón, con puntas blancas en los extremos del pelo. Sus patas son cortas, de color negro y cuenta con potentes garras, aptas para cavar sus madrigueras. Su cola es marrón y representa casi el 25% del cuerpo del animal.

Un poco más grande que su pariente americana, la marmota de los Alpes puede llegar a medir más de 70 centímetros, incluyendo su cola y algunos ejemplares pueden pesar 8 kilos. El pelaje es de color pardo grisáceo en el lomo y amarillento en la zona ventral, su cola es negra y de pelaje abundante.

 

GRANDES MADRIGUERAS SON LAS QUE CONSTRUYE LA MARMOTA

La marmota habita en madrigueras que cava gracias a sus poderosas garras. No suele cavar una, sino varias que une por medio de túneles, donde cada una de ellas cumple una función. La madriguera principal será acondicionada con hojas secas y bien protegida para el momento que la hembra deba dar a luz. Otra madriguera, la utilizará para realizar la tarea de higiene de su pelaje.

La importancia de las madrigueras tiene que ver con el hecho que hibernan durante toda la temporada invernal. Aunque en algunas zonas, donde el clima es más templado, las marmotas han abandonado este hábito y se muestran activas todo el año.

La marmota canadiense presenta un modo de vida solitario y sólo busca relacionarse con el resto de su especie en épocas de apareamiento. En cambio, la variedad alpina, muestra un interesante comportamiento social, donde pueden verse familias compuestas por el macho, la hembra y las crías.

Estas madrigueras acogen a varios individuos, y pueden llegar a tener varios metros de profundidad. Así, las marmotas quedan aisladas por completo del frío que se apodera de la superficie durante el invierno, que pasan en estado de hibernación. Su temperatura corporal se reduce entonces a entre 4 y 6 grados centígrados, la respiración a dos o tres veces por minuto y las pulsaciones a diez por minuto.

 

LA MARMOTA DA A LUZ HASTA 9 CRÍAS

Estos animales alcanzan la madurez sexual a los 2 años. El apareamiento se realiza desde finales del invierno hasta inicios de la primavera. 32 días demandará el período de gestación en las hembras, luego del cual dará a luz una camada de 6 a 9 crías. La marmota canadiense posee un sistema de reproducción polígamo, donde el macho puede aparearse con varias hembras, por eso éste abandona la hibernación antes que las hembras para marcar el territorio.

Las crías de la marmota nacen completamente indefensas, sin vista y dependen del proceso de amamantamiento, el cual durará 6 semanas. Transcurrido este tiempo, los animales jóvenes podrán cavar sus propias madrigueras y se producirá la separación de sus madres.

Por lo general las marmotas llegan a vivir 6 años, promedio. Aunque en cautiverio estos animales pueden extender mucho más sus expectativas de vida.

Una característica de las marmotas jóvenes es el hecho de que se “besan”. Este comportamiento es habitual entre marmotas de una misma familia para reconocer el olor mediante caricias nasales.

Son animales herbívoros, pero su dieta es bastante variada. Se alimentan de hojas, cortezas, tallos, semillas, nueces y flores. Pero estos animales, cuando están cavando sus madrigueras pueden alimentarse, también, de huevos, caracoles y moluscos de tierra que van encontrando enterrados.

Con el fin de acumular reservas para el invierno, las marmotas devoran grandes cantidades de hierbas (raíces incluidas) y desarrollan una gruesa capa de grasa subcutánea durante el otoño.

EL DÍA DE LA MARMOTA

Para que podamos tener una idea de la importancia que tiene la marmota en Canadá y los Estados Unidos, les diremos que los granjeros de estos países esperan con gran expectativa la llegada del “día de la marmota”, el 2 de febrero de cada año, ya que, de acuerdo al comportamiento de estos animales, pueden predecir el fin del invierno.

Según las tradiciones, si el 2 de febrero la marmota al salir de su madriguera no ve su sombra debido a que el día se encuentra nublado, el animalito saldrá a pasear y eso implica que el invierno está muy próximo a finalizar. Por el contrario, si el día está soleado y la marmota al salir logra ver su sombra, se volverá a meter en su cueva y esto es síntoma que el invierno se prolongará al menos 6 semanas más.

El “día de la marmota” señala, de manera aproximada, que ha transcurrido la mitad del tiempo que separa al solsticio de invierno con el equinoccio de primavera.

Visita también: https://www.evolucion.media/naturaleza/conoce-la-famosa-llamada-de-amor-de-las-ranas/

Sigue Leyendo

Animales Sorprendentes

Conoce a EL MILPIÉS Y sus asombrosas cualidades

Published

on

Existen más de 60 clases diferentes de milpiés en diversas partes del mundo. Todas son especies nocturnas que generalmente viven en suelo húmedo, entre las raíces de plantas y árboles o en grietas. Los milpiés pueden ser de cuerpo blando y de menos de 3 milímetros de longitud, o presentar cuerpos acorazados de más de 20 centímetros de largo. Ninguno de éstos tiene realmente mil pies, pero sí desde 20 ó 30, o bien, hasta 100 o más, debido principalmente a que en cada segmente de su cuerpo tiene dos pares de patas.

UNA ESPECIE CON LUZ PROPIA

Una de las características más sobresaliente de estos animalitos, es que algunas de las especies ¡no poseen ojos!, pero esta carencia la compensan gracias a que la superficie general de su cuerpo es sensible a la luz y a los movimientos. Entre estos milpiés invidentes existen algunos que son luminosos desde que nacen. Emiten destellos continuamente, pero no para comunicarse son sus congéneres, sino como una advertencia para los depredadores.

Los milpiés se alimentan principalmente de plantas, lo que los convierte en una amenaza para los agricultores, quienes pueden ver sus plantaciones atacadas por miles de ellos.

Contrariamente a los veloces ciempiés, los milpiés son lentos y en caso de peligro muchos de ellos recurren a la táctica de las cochinillas de humedad: ondulan su cuerpo y se hacen “bola”. En algunas regiones templadas del planeta existen milpiés tan grandes, que al enrollarse sobre sí mismos, forman bolas del tamaño de una pelota del golf.

HEMBRAS MUY PROLÍFICAS

La principal defensa de estos curiosos animales reside en las glándulas venenosas situadas a los lados del cuerpo, en caso de peligro, segregan una sustancia amarillenta que huele a excremento, cloro o ácido clorhídrico (huevo podrido). Estas dos últimas sustancias resultan tan desagradables al tacto, que los nativos de algunas comunidades indígenas del centro de la República Mexicana mezclan una especie de milpiés con varias plantas, con el fin de obtener un veneno para flechas.

Esta toxina es producida sólo por las glándulas, pero algunos milpiés tropicales de gran tamaño la rocían a distancias de más de un metro. Este líquido puede cegar a una incauta gallina o ennegrecer y despellejar la piel humana si entra en contacto con ella.

En la cópula, que puede llegar a durar más de 3 horas, el macho abraza a la hembra y en el interior de ella, se lleva a cabo la fecundación. Según las especies, la puesta puede llegar a ser de 10 ¡hasta 300 huevos!

INVASIÓN DE MILPIÉS

La población de milpiés es muy numerosa y la mejor prueba de ello la encontramos en diversos sucesos, ocurridos en siglos anteriores, por ejemplo en 1978 un tren tuvo que detener su marcha debido a que una negra masa de milpiés tapizaba el suelo, incluidas las vías; los insectos provocaron que las ruedas de la máquina salieran de los rieles.

Durante el año 1900, otros ferrocarriles se vieron envueltos en las mismas circunstancias, pero esta vez en el norte de Francia.

Periódicamente se han señalado masas migratorias de varias especies, inclusive en Estados Unidos, en donde 30 hectáreas de tierras de cultivo en Virginia, quedaron cubiertas por estos pequeños crustáceos en 1918.

Tales plagas son raras y espectaculares, pero hasta cierto punto son inofensivas, salvo en épocas de sequía, cuando la población de milpiés se vuelca literalmente sobre los sembradíos de alimentación.

Visita también: https://www.evolucion.media/naturaleza/conoce-la-famosa-llamada-de-amor-de-las-ranas/

Sigue Leyendo

Tendencias